Boda de fin de semana en Palacio de Montarco

Cuando pensamos en bodas, tendemos a concentrarnos en aquellas que solamente tienen una duración completa de un día. La jornada empieza por la mañana con los preparativos previos como son el vestuario y el maquillaje, luego, la celebración religiosa o civil y por último, el banquete en compañía de la familia y los amigos. En nuestra empresa, Palacio de Montarco, también ofrecemos la posibilidad de las bodas de fin de semana en Salamanca o lo que es lo mismo, weekend wedding.

Las bodas de fin de semana en Salamanca comienzan de viernes con la fiesta en los jardines de Finca La Vide. Sin duda, una manera muy elegante de iniciar el fin de semana más importante en la vida de una pareja. Es el momento en que sellan su amor ante los familiares y amigos íntimos. Nuestros seres queridos están presentes en un día tan especial que queremos prolongar durante todo el fin de semana. ¿Qué os parece esta idea a los futuros novios? Suena bien, ¿verdad?

Festejar bodas de fin de semana en Salamanca en pleno campo salmantino es todo un lujo. La Finca La Vide está a quince minutos del Palacio de Montarco. Cercanía y elegancia son los valores principales que nos distinguen frente a nuestra competencia. Si queréis sorprender a vuestros invitados con un casamiento en un emplazamiento del siglo XV, no lo dudéis y pasaros por palacio a concretar todos los detalles. El “sí quiero” que estabas esperando durante toda la vida como si fueras una princesa, está más cerca de lo que crees. La culminación de un día mágico termina con la comida y fiesta nocturna en el Palacio de Montarco.

La planificación de bodas de fin de semana en Salamanca tiene unos trucos básicos que debemos seguir como wedding planners experimentados. La organización es la clave del éxito. No debemos dejar a un lado los pequeños detalles que a veces pasan desapercibidos y muchas veces son los que marcan la diferencia. Desde Palacio de Montarco creemos en la felicidad de los novios en todo momento. Sus gustos deben quedar plasmados en la ceremonia. Deben sentirse a gusto, pese a estar en un entorno de ensueño, para ellos es algo nuevo. Estar en consonancia con el lugar elegido es muy importante. El clasicismo manda en el ambiente de palacio, por lo tanto, los novios necesitan sentir esta misma alegría y seguridad en el ambiente.

¿Cómo terminan las bodas de fin de semana en Salamanca en el Palacio de Montarco? Pues con un brunch el domingo. Los jardines del palacio son testigos del día después en que la pareja y los invitados, intentan descansar tras el agotador fin de semana del amor. ¿Os gusta nuestra propuesta de weekend wedding?